Tratamiento de la neuropatía diabética dolorosa: Nuevas directrices basadas en la evidencia


Sólo la Pregabalina obtiene un nivel A de indicación para el tratamiento de la neuropatía diabética dolorosa.

Para proporcionar directrices basadas en la evidencia para el manejo de la neuropatía diabética periférica dolorosa (PDN), se convocó a un panel de expertos quienes identificaron 79 artículos pertinentes de entre más de 2.000 citas. El panel utilizó la clasificación estándar para la evaluación de la calidad de los estudios. Además, definió una lista de medidas de resultado preferido para la cuantificación de la reducción del dolor. Los principales resultados fueron los siguientes:

  • Se establece a la pregabalina como eficaz (nivel de evidencia A).
  • Venlafaxina, duloxetina, amitriptilina, gabapentina, valproato, los opiáceos (sulfato de morfina, tramadol y la oxicodona de liberación prolongada), capsaicina tópica, dinitrato de isosorbide en aerosol, y la estimulación eléctrica percutánea son probablemente eficaces (nivel B).
  • Otros tratamientos tienen pruebas menos sólidas (por ejemplo, el topiramato), o la evidencia sobre ellos es negativa (por ejemplo, la terapia de Reiki).

Los autores concluyen que están disponibles tratamientos eficaces para la PDN; pero encuentran efectos adversos en varias de estas opciones lo que limita su utilidad (por ejemplo, el potencial teratogénico del valproato).

Comentario: Al igual que con cualquier evaluación basada en la evidencia, la mayor limitación de esta es la calidad de los estudios publicados que proporcionan la evidencia. La interpretación de la evidencia esta limitada por la heterogeneidad de los estudios, la falta de pruebas de comparación cara a cara entre los estudios, la corta duración de los ensayos y la falta de de estudios de otros tratamientos potencialmente útiles. El panel debería ser aplaudido por sus esfuerzos, en particular por la inclusión de opciones de medicina alternativa. Cabe destacar que, aunque como es lógico, los datos mostraron beneficio en general de estos tratamientos alternativos, este es mucho más pequeño de lo que se anuncia para algunos de estos medicamentos. Algunas opciones, aunque de beneficio limitado, todavía pueden ser útiles para algunos pacientes, si son baratas y no tienen o tienen efectos adversos mínimos. La PDN tiene un efecto importante en la calidad de vida, morbilidad y costos. El reto de estudiar a esta población médicamente compleja, no se debe subestimar. Deben hacerse más estudios y éstos deben incluir a los participantes del estudio-menos-que perfecto, para proporcionar la evidencia más relevante clínicamente.

Paola Sandroni, MD, PhD
Bril V et al. Evidence-based guideline: Treatment of painful diabetic neuropathy. Report of the American Academy of Neurology, the American Association of Neuromuscular and Electrodiagnostic Medicine, and the American Academy of Physical Medicine and Rehabilitation. Neurology 2011 Apr 11; [e-pub ahead of print]. [Medline® Abstract] [Free full-text Neurology article]
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s