Brote de E coli enterohemorragica y sindrome hemolitico uremico mayo 2011


microscopic image of Escherichia coli (ATCC 11...

Image via Wikipedia

Hago un paréntesis en el blog debido a la importancia de este brote que esta sucediendo en Europa y a que la mayor parte de la información la esta dando la prensa y la fuente primaria de información, la OMS, no tiene la información en español:

Alemania investiga brote de síndrome hemolítico urémico

Copenhague, 27 de mayo 2011

Alerta de los síntomas: medidas de precaución recomendadas.

El brote de una enfermedad grave está causando preocupación en Alemania, donde tres mujeres han muerto y 276 casos de síndrome hemolítico urémico (SUH) han sido reportados desde la segunda semana de mayo. El síndrome hemolítico urémico, que puede llevar a insuficiencia renal es una complicación de la infección por una cepa particular de la bacteria Escherichia coli. Aunque la mayoría de las bacterias E. coli son inofensivas, un grupo llamado E. coli enterohemorrágica (ECEH) puede producir toxinas, conocidas como toxinas Shiga o verotoxinas, las cualés dañan a las células de la sangre y los riñones. Las bacterias ECEH que producen estas toxinas se conocen como STEC o VTEC, respectivamente. Muchas personas han sido hospitalizadas, algunas han requerido cuidados intensivos, y nuevos casos siguen siendo identificados, el último se reportó el 25 de mayo. Algunos otros países han informado de casos, especialmente Suecia, que ha informado de diez casos de síndrome  hemolítico urémico, con dos pacientes en cuidados intensivos. Todas las personas afectadas visitaron recientemente Alemania, sobre todo el norte del país.

El brote es inusual porque se ha desarrollado muy rápidamente, y porque un número inusualmente elevado de los casos afectados son adultos jóvenes  (86% son de 18 años o más), particularmente mujeres (67%), en vez de los grupos de riesgo elevado normales, que son los niños y los ancianos.  Sin embargo, también han sido reportados casos en niños en edad escolar. El inusual serogrupo O104 de la E. coli es el sospechoso de ser el probable patógeno asociado con este brote. La investigación epidemiológica sobre el origen del brote está en marcha. Aunque la fuente no ha sido determinada, los pepinos están bajo sospecha, y el Instituto Robert Koch en Alemania esta recomendando a las personas, como medida de precaución, evitar el consumo de tomates, pepinos y lechugas, además de tomar las medidas de higiene habituales en el manejo de la fruta y verduras.

Alemania notificó a la OMS del brote, en el marco del Reglamento Sanitario Internacional (RSI), como un evento de salud pública de importancia internacional, y la OMS esta compartiendo la información con las autoridades sanitarias de otros países. La OMS también ha ofrecido asistencia técnica y está dispuesta a facilitar la colaboración entre los laboratorios para ayudar a los países que carecen de la capacidad para detectar la inusual E. coli O104. La OMS mantendrá un estrecho contacto con las autoridades pertinentes.

La ECEH puede causar diarrea con sangre y dolor abdominal. Las personas que desarrollen estos síntomas que se encuentran en o hallan visitado recientemente Alemania, en particular el norte de Alemania, deben buscar atención médica urgente. La complicación del síndrome hemolítico urémico puede causar insuficiencia renal aguda y puede desarrollarse después que la diarrea se ha resuelto. El tratamiento con productos antidiarreicos o antibióticos no se recomienda, ya que pueden empeorar la situación.

Lavarse las manos regularmente, sobre todo antes de preparar los alimentos o del consumo de los mismos y después de ir al baño, es muy recomendable, especialmente para las personas que cuidan niños pequeños o que están inmunodeprimidos, ya que la bacteria se puede transmitir de persona a persona, así como a través de los alimentos el agua y el contacto directo con los animales.

La OMS no recomienda ninguna restricción de los viajes o el comercio con Alemania.

Información de interés:

El síndrome hemolítico urémico (SHU) es una enfermedad potencialmente mortal caracterizada por insuficiencia renal aguda (uremia), anemia hemolítica, y un recuento bajo de plaquetas (trombocitopenia).  Afecta predominante, pero no exclusivamente a niños. Es una complicación de la infección por EHEC, y se estima que hasta 10% de pacientes afectados por la EHEC pueden desarrollar SHU, con una tasa de mortalidad de hasta 5%. En general, el  SHU es la causa más frecuente de falla renal aguda en niños jovenes.

Puede causar complicaciones neurológicas (convulsiones, apoplejía y coma) hasta en el 25% de los pacientes y secuelas renales crónicas, generalmente leves, en alrededor del 50% de los sobrevivientes.

La E. coli productura de shigatoxina (STEC) o la E. coli enterohemorrágica (ECEH) es una cepa severa de la bacteria E. coli que se encuentra comúnmente en el intestino de los animales, principalmente rumiantes. La ECEH produce toxinas, conocidas como verotoxinas o toxinas Shiga-semejantes por su similitud con las toxinas producidas por Shigella dysenteriae. Pueden causar graves enfermedades transmitidas por alimentos. La STEC se transmite a los humanos principalmente por el consumo de alimentos contaminados, tales como carne cruda o productos del campo mal cocidos, leche cruda, agua contaminada, contacto directo con los animales o el contacto con personas infectadas.  Se destruye con la cocción completa de los alimentos cuando se alcanza una temperatura de 70°C o superior. Los síntomas de la enfermedad incluyen calambres abdominales y diarrea, que puede ser sanguinolenta. También pueden presentarse fiebre y vómitos . La mayoría de los pacientes se recuperan dentro de 10 días aunque en algunos casos (especialmente en niños pequeños y ancianos), la infección puede conducir a una enfermedad que amenaza la vida, tales como el síndrome hemolítico urémico . Las medidas preventivas para las infecciones STEC son similares a las recomendadas para otras enfermedades transmitidas por los alimentos, entre las que incluyen las buenas prácticas de higiene alimentaria como se describe en las Cinco claves de la OMS para aumentar la seguridad alimentaria.

Fuente: OMS Información para los medios de comunicación.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s