Prevención de las úlceras gástricas relacionados con la aspirina


doosje aspirine

Image via Wikipedia

El uso de dosis bajas de aspirina en la prevención de la enfermedad cardiovascular se asocia frecuentemente con el desarrollo de síntomas dispépticos y erosiones o ulceraciones en el tracto gastrointestinal superior.La erradicación del Helicobacter pylori y la terapia de mantenimiento con inhibidores de la bomba de protones (IBP) son eficaces en la prevención de las lesiones gastrointestinales inducida por la aspirina. No está claro el uso potencial de los antagonistas del receptor H2 después de la curación de úlceras  o erosiones producidas por la aspirina.

Ng y colaboradores (2010) han informado de los resultados de un ensayo aleatorizado, doble ciego, controlado que compara la eficacia de la famotidina a dosis altas con la del pantoprazol en la prevención de recurrencias, molestias dispépticas o de úlceras o erosiones complicadas en pacientes que toman aspirina a dosis bajas. Pacientes consecutivos en un centro en Hong Kong con una historia de enfermedad péptica relacionada a aspirina con o sin antecedentes de sangrado fueron aleatorizados para recibir 80 mg de aspirina, con ya sea 40 mg de famotidina o 20 mg de pantoprazol al día durante 48 semanas Los criterios de valoración fueron la presencia de complicaciones de la úlcera y la gravedad de las complicaciones de las úlceras. Los pacientes con úlceras pépticas recibieron una dosis curativa de IBP durante 8 semanas, mientras que aquellos que fueron positivos a H. pylori, recibieron una terapia estándar triple inicial de 7 días con un IBP de base, seguida por siete semanas de tratamiento con IBP solo.
De un total de 161 pacientes que fueron seleccionados al azar, 65 en cada brazo terminaron el estudio. El predominio de dispepsia o de la ulceración péptica importante fue significativamente mayor en el grupo del famotidina comparado con el grupo del pantoprazol (el 20% contra el 0%; p <.0001).

Ng F-H et al: Famotidine is inferior to pantoprazole in preventing recurrence of aspirin-related peptic ulcers or erosions. Gastroenterology 138:82, 2010.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s