Aspirina como prevención primaria


Disculpe, ¿no tendría una aspirina?

Image by Haddhar via Flickr

Un meta-análisis de datos de pacientes individuales de seis ensayos no encontró ningún beneficio claro.

Muchos consideran que la aspirina es un fármaco milagroso, pero su uso para la prevención primaria de eventos cardiovasculares sigue siendo controvertido. Para sintetizar la evidencia existente, los investigadores combinaron datos de pacientes individuales provenientes de estudios de prevención en donde se comparaba el uso o no de aspirina.

Seis ensayos de prevención primaria que conjuntaron 95.000 sujetos fueron incluidos en el análisis. Durante 330.000 personas-año, 1671 casos de enfermedad vascular ocurrieron en el grupo de aspirina y 1883  en el grupo de control (0.51% y 0.57% por año, respectivamente; riesgo relativo, 0.88; intervalo de confianza del 95%, 0.82-0.94). El uso de aspirina se asocio a una reducción proporcional del 18% en eventos coronarios, con una reducción absoluta de 0.06% por año. La incidencia del infarto cerebral no se redujo significativamente con el uso de aspirina, sin embargo se encontró un limítrofe pero significativo incremento relativo del 32% en la frecuencia del infarto cerebral hemorrágico, lo que representó un incremento absoluto de 0.01% por año. La aspirina también aumentó la incidencia de sangrado gastrointestinal y de otros tipos de hemorragia extracraneal importante (incremento absoluto, 0.03%; P<0.0001).  El uso de aspirina no se asoció a una reducción significativa en la muerte de causa vascular (RR, 0.97; IC95%, 0.87-1.09).

Comentario: Estos resultados, la mejor recopilación de ensayos de aspirina hasta el momento, demuestra los desafíos de considerar a la aspirina como un tratamiento de prevención primaria en una población de bajo riesgo. La reducción relativa de unos pocos eventos cardiovasculares  se logró a costa de un pequeño pero importante aumento de eventos hemorrágicos.  El equilibrio de riesgos y beneficios no varió con la edad, el sexo, u otras características clínicas. Por otra parte, los mismos factores que aumentaron el riesgo para los eventos oclusivos también aumentaron el riesgo de sangrado; incluso en individuos con un riesgo moderado para eventos cardiovasculares (riesgo a 5 años de 5%-10%)  es probable que el beneficio neto de la aspirina sea minimo. Estos resultados desafían los lineamientos que avalan el uso de aspirina para la prevención primaria como una política de salud pública en general y refuerzan la necesidad de tomar en cuenta las preferencias de cada paciente, los objetivos y los riesgos al decidir si el tratamiento con aspirina es apropiado para la reducción del riesgo cardiovascular.

Harlan M. Krumholz, MD, SM

Published in Journal Watch Cardiology May 28, 2009

Collins R et al. for the Antithrombotic Trialists’ (ATT) Collaboration. Aspirin in the primary and secondary prevention of vascular disease: Collaborative meta-analysis of individual participant data from randomised trials. Lancet 2009 May 30; 373:1849. [Medline® Abstract]

Algra A and Greving JP. Aspirin in primary prevention: Sex and baseline risk matter. Lancet 2009 May 30; 373:1821. [Medline® Abstract]

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s